No es fácil no mirar atrás.

Y mis demonios quieren llevarme otra vez al laberinto. No les gusta que intente escapar. A mí tampoco me gusta. Me siento atada a aquel lugar, a aquellas rutinas. No quedé ilesa de tantas piedras con las que topé, ni siquiera sé si lo que siento está bien. Solo mis cascos me evaden de este martes trece porque, no es tan fácil no mirar atrás. No lo es. En estas aguas heladas no es fácil abrir los ojos, tengo el alma congelada y no tengo nada para hacerla entrar en calor. Solo veo oscuridad, es la realidad más cruel. Y es que me asustan los halagos por si no son de verdad.

Reseña: El bosque de los corazones dormidos (Esther Sanz)

Título: El bosque de los corazones dormidos.
Saga: #1 El bosque
Autor/a: Esther Sanz.
Editorial: Círculo de lectores.
Páginas: 313
Encuadernación: Tapa blanda, con solapas.
Fecha de publicación: 2011
ISBN: 9788467246193
Precio: 9€ (Segunda mano)


Sinopsis:
Hay momentos qué justifican una vida. Y vidas que duran un suspiro. La mía tiene sentido, amor, porque te he conocido. Recuérdalo: "En el bosque de los corazones dormidos solo cuenta el tiempo en que se ama porque, en realidad, es el único vivido."
Quizá refugiarse en un pueblo de un par de cientos de habitantes no sea la opción más adecuada para una chica acostumbrada al bullicio de Barcelona, pero, a decir verdad, Clara no ha tenido alternativa. A sus dieciséis años, después del suicidio de su madre y la muerte de su abuela apenas un mes más tarde, ha perdido a todos sus seres queridos y su destino se vislumbra incierto hasta que los servicios sociales localizan a su único familiar vivo, su tío Álvaro, en Colmenar, un pueblecito en la sierra de Soria. <<Solo será un año>>, se dijo a sí misma tras ver el huraño semblante con el que aquel desconocido pariente la recibía.
Haciendo acopio de carácter, Clara plantará cara a su tutor para que éste le permita vivir en la Dehesa, un solitario caserón en medio del bosque. Una vez superado el miedo de pasar una primera noche sola en el monte, ciertas claves sobre el pasado de su madre comenzarán a surgir de forma inesperada en aquel viejo caserón, en el que una extraña presencia parece actuar como un ángel protector que vela por ella. Extranjera en una tierra desconocida, pronto descubrirá que los bosques que rodean a Colmenar ocultan un gran secreto que, como todos los misterios, puede ser fuente de sugestivas aventuras pero también de peligros insospechados.

Valoración personal:
Sinceramente creo que la sinopsis que nos ofrece esta edición resume a la perfección esta novela. Me ha encantado, me la he leído en apenas en un día y me he enamorado de muchos de los personajes. La ambientación de la historia es perfecta, al igual que la narración de la autora.
Es una novela diferente, con personajes diferentes que tienen su propio carácter. A medida que avanza la novela, Clara va madurando y perdiendo sus miedos, algo que me ha gustado mucho. A decir verdad, me han gustado casi todos los personajes, a excepción de Braulio ya que desde un principio era demasiado perfecto como para ser tan bueno.
Algo que me gusta mucho de esta novela es que no muchas novelas juveniles llegan a pasar de un simple beso y esta lo hace todo mucho más real.
Lo único que ha crispado ha sido la forma en la que finaliza este libro. Termina tan de golpe que te quedan todas las dudas en la cabeza y la sensación de no saber por qué se ha terminado ya. Es una lectura muy entretenida y estoy deseando hincarle el diente a su segunda parte: "El jardín de las hadas sin sueño".

Puntuación:

¡PERFECTO! ¡ME ENAMORÓ!

Es hora de despertar.

'Es hora de volver a sonreír de verdad.'
Esta quizás sea una de esas pocas entradas en las que no oculto palabras con otras, en las que no insinúo, sino que expongo, creo. He decidido que es hora de cambiar las cosas, aunque no sepa muy bien como, pero necesito ser feliz. Así que voy a empezar de nuevo. Honestamente, este camino hacia la 'recuperación' está siendo inaguantable, pongo toda mi fuerza de voluntad para ser capaz de dar el cambio, pero en el fondo no puedo dejar de sentirme una mierda. He sido lastimada tantas veces, que la confianza en mí misma se ha roto. Sé que tengo amigas, y las quiero más que nada, pero no puedo dejar de sentirme sola a todas horas, sintiendo ser la pieza de un rompecabezas que nunca logra encajar del todo en el puzzle, pero que sigue intentando no moverse de su lugar, porque allí es dónde quiere estar. He llegado al punto en el que soy tan emocionalmente frágil e inestable que el mínimo cambio puede hacerme bailar de un extremo al otro. A veces me pregunto: '¿Quién soy? ¿En qué me he convertido?' Pero ni yo misma lo sé, fui devorada por el monstruo de mis inseguridades y me acomodé en mi falsa estabilidad, en mis falsas sonrisas y en mis automáticos 'Todo está bien.' Y no quiero seguir así. Quiero ser yo, quiero dejar atrás el miedo, pero no sé como. Las obsesiones me mantienen atada de pies y cabeza. Sinceramente, ahora sé que nunca tuve el control, los temores me controlaban a mí y ahora es demasiado difícil escapar. Es imposible sin ayuda. Pero el miedo al qué dirán sigue manteniéndome anclada, porque la única forma de superar todos los miedos, la única forma de recuperarse completamente y volver a estar feliz, es pasando a través de todo esto. Es afrontando todo lo que llevo huyendo estos dos años y medio. Y me he dado cuenta de que hay algo que me asusta por encima de todo, y eso es dejar salir mi verdadero yo y que este sea rechazado. Tengo miedo a ser yo misma. Ese es mi mayor temor.
Pero ha llegado la hora de luchar, de afrontar cada uno de mis problemas y plantar cara a la vida. Tengo que dejar de preocuparme por el qué dirán y ser yo, ser lo que quiero ser. Quiero luchar, luchar por mis sueños, luchar por vivir. Pocos saben de lo que hablo exactamente, otros podrán hacerse algún tipo de ideas. Sólo sé que he estado dormida durante años, dormida en una pesadilla titulada 'Mi propio infierno', en una pesadilla de la que quiero salir. Estoy tratando de despertar y, aunque sé qué lo más probable es que vuelva a caer, quiero levantarme, quiero luchar. Quiero dejar de estar en este laberinto de temores, de dudas e inseguridades. Es la hora, es hora de ser fuerte, es hora de despertar.
Necesitaba escribir esto, porque en el momento en que vuelva a dudar, quiero recordarme a mí misma que tengo sueños por los que luchar. Tengo amigas de verdad. Tengo un futuro, no quiero volver a perder las ganas de vivir. No quiero volver a caer en aquella secta de mentiras, engaños y autodestrucción que yo misma me creé para aislarme de una realidad qué no supe afrontar.
Ríe, llora, canta, sueña. Vive. Vive porque es hora de despertar.

Reseña: Frío. (Laurie Halse Anderson)




Título: Frío
Autor/a: Laurie Halse Anderson
Editorial: Circulo de Lectores (Cedido por Roca Editorial)
Páginas: 255
Encuadernación: Tapa blanda, con solapas.
Fecha de publicación: 2010
ISBN: 9788467240467
Precio: 7€ (Segunda mano)


Sinopsis:
Frío casi no parece una novela: escrito en primera persona, es un libro tan duro, valiente y sobrecogedor que da la impresión de ser una auténtica confesión: a de una joven que sólo sabe encontrar su lugar en el mundo sometiéndose al tormento de no comer prácticamente nada y hundiéndose en un infierno personal regido por el recuento continuo de calorías. Asistimos así, impotentes, a un proceso del que sólo podemos desear que se salve.

Valoración personal:
Frío nos cuenta la historia de Lía, una joven que padece anorexia y vive en su propio infierno. La vida de Lía se turba con la muerte de su mejor amiga, Cassie, con la que había hecho la promesa de volver las más delgadas. Ambas tenían sus propios motivos, ambas tenían su pasado y sus tormentos y cada una cayó en una enfermedad casi irreparable. Cassie no pudo luchar más y falleció a causa de la Bulimia. Lía estuvo a punto de morir en una ocasión y parece que pronto Cassie la llevará consigo al otro lado. ¿Será capaz Lía de luchar y salir adelante?
Frío es una novela tan real qué se te ponen los pelos de punta. Puedes sentir con exactitud como se sienten las chicas y chicos que padecen estas enfermedades y se puede palpar el sentimiento más grande que les acompaña: la desesperación. Ansiedad, culpabilidad, decepción. Los sentimientos de una persona que está encerrada en su propio infierno y su lucha diaria están detallados en esta impresionante novela.
Al principio, y durante gran parte de la novela, Lía se siente culpable de la muerte de su amiga. Decide retomar sus antiguos hábitos y no hacer caso a sus médicos. No quiere volver a vivir con su madre y prefiere quedarse en casa de su padre con su madrastra y su hermanastra Emma, a la que quiere muchísimo. Pero Lía no puede seguir así y cada vez está más vigilada. ¿Qué decisión tomará Lía cuando Cassie intenta arrastrarla con ella? Esta novela es un reflejo exacto de como la vida de cualquiera puede cambiar drásticamente.

Puntuación: