Una razón para creer.

A veces me siento tan perdida, tan cansada que no puedo ni fingir que estoy bien. Todos dicen que me veo mejor, que me ven más alegre, pero cada día estoy más rota, es solo que he aprendido a ser mejor actriz. No sé que hacer, me siento tan mal en estos momentos, odiándome tanto. Sonrío cuando quiero llorar, lloro en silencio cada noche, sin que nada pueda hacerme sentir mejor. Dicen que es lo normal, que ahora estoy bien, pero no saben lo duro que es, no saben lo mal que me siento. A veces desearía desaparecer tan solo para no sentir este dolor. No es fácil. A veces me faltan razones para creer. 

Eternamente.

¿Cuándo vamos a entender? ¿Cuándo dejaremos de juzgar? Otra víctima, otro número más.
Cada vez que pasa algo de esto, me hierve la sangre. Todo esto podría haberse evitado. Miles de chicos y chicas podrían haberse salvado. El problema no es solo el bullying, el problema es la escasa información que se da sobre esto en colegios e institutos, el pasotismo por parte de los profesores, de la policía. 'Son cosas de chiquillos' les escuché decir una vez. Pero están muy engañados. Si en los colegios dedicasen, aunque solo fuese un poco de atención a estos temas, muchas de estas muertes podrían haberse evitado.
Y ahora es cuando dicen que un insulto no hace daño, que solo hay que pasar y ya está. ¿Acaso sabéis lo duro que es? Hablar es muy fácil cuando no se vive en piel propia. Cuando los insultos, las amenazas, cuando todo es constante, los pensamientos cambian y la vida empieza a carecer de sentido.
Pero dicen 'era una broma', 'estaba de coña' y con eso se soluciona todo. Pero no, debemos aprender a pensar antes de actuar. Porque no sabemos el daño que unas 'simples palabras' pueden llegar a causar en una persona. Pueden incluso hacer que alguien decida despojarse de su propia vida, y no por el deseo de morir, sino por la necesidad de terminar con el dolor, porque no ven otra salida.
Debemos concienciarnos, debemos parar esto, al fin y al cabo, es culpa de la sociedad, es culpa nuestra. Antes de insultar a alguien, antes de humillarle, de hacerle la vida un infierno, parémonos a pensar en como se siente esa persona. Parémonos a pensar que, quizás, sea así por un motivo, que quizás tenga más problemas que nosotros y que esa es su manera de afrontarlos.
Dejemos de juzgar, dejemos de menospreciar. La vida es de todos, el respeto es lo primero. 'Tú libertad se termina donde empiezan los derechos de la otra persona'
Como decían Timón y Pumba, 'VIVE Y DEJA VIVIR'. Nadie tiene derecho a hacer sentir mal a otra persona.
Y bueno, sí, todo este discurso viene a raíz de lo que sucedió hace unos días en Canadá. Sí, me refiero a Amanda Todd, que en paz descanse. Hacer sufrir de esa manera a una pobre chica, tan solo por diversión, debería ser un delito. Y como ella, muchos otros han caído víctimas de esta nueva epidemia mundial causada por una sociedad egoísta y superficial, el Bullying.
A todos ellos y muchos más, víctimas inocentes, va dirigida esta entrada. Serán recordados eternamente.
1. Carl Joseph Walker-Hoover- 6 de Abril de 2009, 11 años.
2. Jaheem Herrera- 16 de Abril de 2009, 11 años.
3. Justin Aarbeg- 9 de Julio de 2010, 15 años.
4. Billi Lucas- 9 de Septimbre de 2010, 15 años.
5. Seth Wals- 19 de Septiembre de 2010, 13 años.
6. Asher Brown- 23 de Septiembre de 2010, 13 años.
7. Tyler Clementi- 30 de Septiembre de 2010, 18 años.
8. Brandon Bitner- 5 de Noviembre de 2010, 14 años.
9. James (Jamey) Rodemeyer- 18 de Septiembre de 2011, 14 años.
10. James (Jamie) Hubley- 14 de Octubre de 2011, 15 años.
11. Jacob Rogers- 7 de Diciembre de 2011, 18 años.
12. Jeffrey Fehr- 1 de Enero de 2012, 18 años.
13. Phillip Parker- 20 de Enero de 2012, 14 años.
14. Rafael Morelos- 29 de Enero de 2012, 14 años.
15. Kenneth James Weishuhn Jr- 15 de Abril de 2012, 14 años.
16. Amanda Todd- 12 de Octubre de 2012, 15 años.

Like Nothing.

Todas las cosas en las que creía, no eran ciertas. Odio ver como ella te saca las sonrisas que yo no puedo, odio ver el modo en el que la miras, de esa forma en la que siempre deseé que me mirases. No soporto saber que, a pesar de todos estos años, no eres capaz ni de felicitarme el día de mi cumpleaños. Me siento tan vacía, tan nada. Me gustaría no sentir esto que siento, porque en verdad duele. Tal vez pienses que solo estoy celosa, pero cada uno de tus desprecios rompen una parte de mí. Estoy aquí, fingiendo que he pasado página, pero todos los recuerdos me están matando. No soy ni la sombra de lo que fui, no soy nada.

Lost without you.

Pero duele tanto, a veces no sé como seguir. Me rompí por dentro, en mil pedazos. Destruiste cada parte de mí. Soy como la nada, demasiado vacía para existir. No sé como hacer para borrar todo esto, desearía no haberte conocido nunca. Te extraño tanto, duele demasiado. Me fallaste después de prometerme un mundo a tu lado. Fingiste que te importaba, fingiste que me querías, ¿tan divertido fue jugar conmigo? Te fuiste demasiado pronto, cambiaste mi vida. Me siento tan perdida, jamás seré la misma...