Me encontré en ti.

Y cuando nos despedimos, se me acaba el aire. A veces pienso, que sentir lo que siento no puede ser normal pero, aquí estamos. Los dos. Y yo, no puedo evitar mirarte a los ojos y sonreír como una de esas estúpidas enamoradas de las que hasta ahora, siempre me había mofado. Y tú, tú... no hay palabras suficientes para describirte. Siempre creí que amar era atarse a alguien, cortar la libertad pero, mi libertad llegó contigo. Mi felicidad llegó contigo. Me encontré.

2 comentarios:

  1. yo personalmente tambien creíaque era el típico tópico, que no podía ser verdad eso que dicen de que esa persona se convierte en tu ultimo pensamiento en la noche y el primero en la mañana, pero aprendí a amar, y descubrí que es mucho más que eso.

    Saludos de la chica de los chicles, que tambien intenta encontrarse en el fondo de su abrazo(:
    http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es justamente lo que dices.

      Quería darte las gracias por leerme siempre y comentar. La verdad es que eres casi la única que lo hace y te lo agradezco mucho. Siempre que puedo me paso por tu blog porque, sinceramente, es de los mejores que he leído. Espero leernos pronto. Un beso :)

      Eliminar