Tú.

El corazón se me sale del pecho. Lo único que quiero es que lo entiendas, pero es tan difícil expresarlo con palabras... Te quiero, pero es más que eso. Yo no quiero perderte, eres lo más importante que tengo. ¿Cómo hacerte entender? ¿Qué tengo que hacer para que lo puedas ver? Eres tú, esa persona especial que hace latir mi corazón, ese eres tú. Contigo me siento bien. Tus buenos días me hacen creer que realmente será un buen día, a pesar de que todo diga lo contrario. Cada uno de tus mensajes es una sonrisa. Tú me haces feliz. Me haces olvidar el resto del mundo, eres un analgésico que alivia todo el dolor. Eres como la píldora de la felicidad. Eres lo mejor que tengo, eres el mejor. ¿Sabes? Con un solo abrazo podrías tenerme para siempre. 

Eres fuerte.

No puedes luchar contra el mundo, no puedes rendirte sin antes no haberlo intentado. No puedes darte por vencida sin antes no haber ganado. No es solo por ti, es también por mí. Eres fuerte, no te dejes caer, no pienses en lo malo sin antes saber si puedes o no vencer. ¿El futuro? ¿Qué más da? Disfruta del ahora, de la gente que te quiere, olvida lo malo, olvida los problemas. Sé tú, sonríe, sé fuerte como tú eres y, no, nunca te rindas. ¿Sabes? Todos hemos sufrido muchas cosas, algunos más que otros y, no me juzgues, te entiendo. Yo también caí en lo mismo, lo intenté de muchas maneras, lo pienso a cada instante, pero debemos aprender a dejar esos pensamientos a parte. Rodéate de quienes te quieren, di siempre lo que sientes, no hagas nada que no quieras hacer, no tomes decisiones importantes cuando te sientas mal y, sobretodo, vive la vida, sé feliz. Algún día se terminará, como a todos, pero disfruta, disfruta hasta el final. 
¿Sabes? Quizás no te conozca desde siempre, quizás no soy la más adecuada para hablar, pero ¿sabes? Me importas, te entiendo, y no dejaré que nadie pase por lo que yo pasé. No quiero verte así, así que sonríe porque te lo mereces. Eres especial y nada podrá detenerte. Sonríe cuando quieras hacerlo, como siempre lo has hecho. Sé feliz, porque te lo mereces. 

'Y ahora me dices qué quieres volver...'

Y ahora quieres volver...
Cuándo por fin te había olvidado, ahora que había dado por sentado que nuestra historia ya no se repetiría... me dices que quieres volver, que me echas de menos. ¿Sabes el daño que me haces? Deberías haberlo pensado antes. Tantos recuerdos olvidados que vuelven a apresar mi corazón. Tú eres como una difícil ecuación, imposible de descifrar. No quiero volver a jugar a un juego en el que ya he perdido antes de comenzar. Dime... ¿como puedo saber que no me volverías a fallar?
Lo siento, o quizás no. Pero adiós, que te vaya bien. 

Quiero volver a querer sin miedo.

No sé si está bien. No sé si siento, no sé nada. Mi corazón está desordenado, mi vida patas arriba, cada día dudo más de mí misma. No sé ni lo que siento, tenía el alma deshecha por dentro, por un amor que me dejó seca y tardé en curar la herida que se hizo bajo mi pecho. Pero contigo a mi lado el tiempo parece menos doloroso, quiero olvidar, olvidar el miedo a amar, porque te quiero. 

Una razón para creer.

A veces me siento tan perdida, tan cansada que no puedo ni fingir que estoy bien. Todos dicen que me veo mejor, que me ven más alegre, pero cada día estoy más rota, es solo que he aprendido a ser mejor actriz. No sé que hacer, me siento tan mal en estos momentos, odiándome tanto. Sonrío cuando quiero llorar, lloro en silencio cada noche, sin que nada pueda hacerme sentir mejor. Dicen que es lo normal, que ahora estoy bien, pero no saben lo duro que es, no saben lo mal que me siento. A veces desearía desaparecer tan solo para no sentir este dolor. No es fácil. A veces me faltan razones para creer. 

Eternamente.

¿Cuándo vamos a entender? ¿Cuándo dejaremos de juzgar? Otra víctima, otro número más.
Cada vez que pasa algo de esto, me hierve la sangre. Todo esto podría haberse evitado. Miles de chicos y chicas podrían haberse salvado. El problema no es solo el bullying, el problema es la escasa información que se da sobre esto en colegios e institutos, el pasotismo por parte de los profesores, de la policía. 'Son cosas de chiquillos' les escuché decir una vez. Pero están muy engañados. Si en los colegios dedicasen, aunque solo fuese un poco de atención a estos temas, muchas de estas muertes podrían haberse evitado.
Y ahora es cuando dicen que un insulto no hace daño, que solo hay que pasar y ya está. ¿Acaso sabéis lo duro que es? Hablar es muy fácil cuando no se vive en piel propia. Cuando los insultos, las amenazas, cuando todo es constante, los pensamientos cambian y la vida empieza a carecer de sentido.
Pero dicen 'era una broma', 'estaba de coña' y con eso se soluciona todo. Pero no, debemos aprender a pensar antes de actuar. Porque no sabemos el daño que unas 'simples palabras' pueden llegar a causar en una persona. Pueden incluso hacer que alguien decida despojarse de su propia vida, y no por el deseo de morir, sino por la necesidad de terminar con el dolor, porque no ven otra salida.
Debemos concienciarnos, debemos parar esto, al fin y al cabo, es culpa de la sociedad, es culpa nuestra. Antes de insultar a alguien, antes de humillarle, de hacerle la vida un infierno, parémonos a pensar en como se siente esa persona. Parémonos a pensar que, quizás, sea así por un motivo, que quizás tenga más problemas que nosotros y que esa es su manera de afrontarlos.
Dejemos de juzgar, dejemos de menospreciar. La vida es de todos, el respeto es lo primero. 'Tú libertad se termina donde empiezan los derechos de la otra persona'
Como decían Timón y Pumba, 'VIVE Y DEJA VIVIR'. Nadie tiene derecho a hacer sentir mal a otra persona.
Y bueno, sí, todo este discurso viene a raíz de lo que sucedió hace unos días en Canadá. Sí, me refiero a Amanda Todd, que en paz descanse. Hacer sufrir de esa manera a una pobre chica, tan solo por diversión, debería ser un delito. Y como ella, muchos otros han caído víctimas de esta nueva epidemia mundial causada por una sociedad egoísta y superficial, el Bullying.
A todos ellos y muchos más, víctimas inocentes, va dirigida esta entrada. Serán recordados eternamente.
1. Carl Joseph Walker-Hoover- 6 de Abril de 2009, 11 años.
2. Jaheem Herrera- 16 de Abril de 2009, 11 años.
3. Justin Aarbeg- 9 de Julio de 2010, 15 años.
4. Billi Lucas- 9 de Septimbre de 2010, 15 años.
5. Seth Wals- 19 de Septiembre de 2010, 13 años.
6. Asher Brown- 23 de Septiembre de 2010, 13 años.
7. Tyler Clementi- 30 de Septiembre de 2010, 18 años.
8. Brandon Bitner- 5 de Noviembre de 2010, 14 años.
9. James (Jamey) Rodemeyer- 18 de Septiembre de 2011, 14 años.
10. James (Jamie) Hubley- 14 de Octubre de 2011, 15 años.
11. Jacob Rogers- 7 de Diciembre de 2011, 18 años.
12. Jeffrey Fehr- 1 de Enero de 2012, 18 años.
13. Phillip Parker- 20 de Enero de 2012, 14 años.
14. Rafael Morelos- 29 de Enero de 2012, 14 años.
15. Kenneth James Weishuhn Jr- 15 de Abril de 2012, 14 años.
16. Amanda Todd- 12 de Octubre de 2012, 15 años.

Like Nothing.

Todas las cosas en las que creía, no eran ciertas. Odio ver como ella te saca las sonrisas que yo no puedo, odio ver el modo en el que la miras, de esa forma en la que siempre deseé que me mirases. No soporto saber que, a pesar de todos estos años, no eres capaz ni de felicitarme el día de mi cumpleaños. Me siento tan vacía, tan nada. Me gustaría no sentir esto que siento, porque en verdad duele. Tal vez pienses que solo estoy celosa, pero cada uno de tus desprecios rompen una parte de mí. Estoy aquí, fingiendo que he pasado página, pero todos los recuerdos me están matando. No soy ni la sombra de lo que fui, no soy nada.

Lost without you.

Pero duele tanto, a veces no sé como seguir. Me rompí por dentro, en mil pedazos. Destruiste cada parte de mí. Soy como la nada, demasiado vacía para existir. No sé como hacer para borrar todo esto, desearía no haberte conocido nunca. Te extraño tanto, duele demasiado. Me fallaste después de prometerme un mundo a tu lado. Fingiste que te importaba, fingiste que me querías, ¿tan divertido fue jugar conmigo? Te fuiste demasiado pronto, cambiaste mi vida. Me siento tan perdida, jamás seré la misma...

'Demasiado duro para mí.'

Te fuiste cuando más te necesitaba. Tus promesas, tus palabras, todo fueron estúpidas mentiras. Ahora tengo que fingir que soy fuerte, que no me importas, pero me estoy cayendo a pedazos. Eras mi muro, lo que me mantenía en pie. Pero ahora sé que yo no fui nada para ti, un estúpido juego. Dicen que no puedo llorar, que tengo que seguir adelante, que pasó y ya está. Nadie sabe todo lo que duele esto. Cada noche, me encierro en mi cuarto, preguntándome cuanto tiempo más podré aguantar. "No me queda nada por lo que luchar" "Todo se fue" Frases que se repiten en mi cabeza, diciéndome que todas las decisiones están mal. No hay nada que pueda hacer, no queda nada que recuperar. La cagaste, me dejaste tirada cuando más te necesitaba. Y, ¿sabes? Me odio tanto... me odio más que antes. Fui demasiado estúpida. Ahora tendré que guardarme este dolor, fingir que todo va bien, pero cada día es peor. 

Él, mi droga.

Dejándonos llevar por los sentimientos, sin importar el qué dirán. Solo tú y yo. Nosotros. Porque la vida nos trae sorpresas, porque a veces, cuando menos te lo esperas, te trae el mayor regalo del mundo. Es verdad lo que dicen, cuando dejas de buscar el amor, él te encuentra. Y por fin puedo sonreír. Ni siquiera sé por qué lo hago. Parece que cuando él me habla todos los problemas dejan de ser importantes. Y, aunque parezca que todo está mal, que ya no hay salida, él me hace sentir a salvo. Su sonrisa es mi droga. Él es mi antidepresivo más eficaz.

Miedo si te vas.

Me siento vacía si tú no estás, incompleta.  No importa todo lo que haga, siempre siento que estoy haciendo algo mal. Y tengo miedo, tengo miedo de perderte porque sé que si te vas, mi mundo se vendrá abajo. Y es increíble como tus palabras pueden hacerme cambiar de humor tan rápido. Un 'te quiero' me alegra el día. Pero cuando no estás me siento perdida. '¿Qué me está pasando?' es algo que suelo preguntarme muy a menudo. Miedo al amor no puede ser algo bueno, pero es que temo lo peor al ver como crece este sentimiento dentro de mí. Miedo de sentir lo que siento, miedo al rechazo, miedo por si te vas y me dejas atrás. Tengo miedo de ser abandonada. Y lo siento si esto te duele, pero no confío lo suficiente en mi misma como para arriesgar. Tengo miedo a caer, miedo a fallar. Solo te pido que, por favor, no me dejes sola en la tormenta, no me dejes atrás.

No lo dejaré ir.

Me muero si no te tengo cerca, siento que me falta algo, no sé. Desde que te conocí siento que no puedo vivir sin ti. Y si ahora te fueses, me quedaría sola con la nada. Y estos días sin saber de ti, me desgarran el alma. 'Te necesito' es algo que me gustaría gritar ahora mismo. Tal vez sea demasiado pronto para decirlo pero, Te quiero. Y todo lo que necesito ahora mismo es tenerte aquí, quiero guardar este momento para siempre y tú sabes que este amor no quiero dejarlo ir. Estas palabras son mi alma. Te quiero aquí.

Una pequeña cosa llamada amistad.

Gracias por todo, Lara. Eres sencillamente, la mejor. 
Por esos amigos de siempre, los de verdad, los de toda la vida. Porque sin ellos nada sería lo mismo, porque sin ellos no seríamos como somos ahora. Por ellos, que han estado ahí desde siempre, en lo bueno y en lo malo. Que han crecido a tu lado, que han estado contigo en todo, en los cambios, en las malas experiencias, en tus primeros amores, en tus desamores, en tus estupideces y tonterías. Esos amigos, esos son los de verdad. Los de "para toda una vida" que se hacen infinitos. Amistad de verdad. Por ellos, por ellas, por los de verdad. A ellos tenemos que darles las gracias, sin ellos, no seríamos nosotros. Forman una gran parte de nuestra persona. Gracias, gracias a ella por ser mi mejor amiga, mi hermana.

Me encontré en ti.

Y cuando nos despedimos, se me acaba el aire. A veces pienso, que sentir lo que siento no puede ser normal pero, aquí estamos. Los dos. Y yo, no puedo evitar mirarte a los ojos y sonreír como una de esas estúpidas enamoradas de las que hasta ahora, siempre me había mofado. Y tú, tú... no hay palabras suficientes para describirte. Siempre creí que amar era atarse a alguien, cortar la libertad pero, mi libertad llegó contigo. Mi felicidad llegó contigo. Me encontré.

"Un beso amargo con sabor a licor"

Un amor que corta y sana. Es algo que duele cuando tú no estás, cuando no me hablas. Un flechazo, un amor. Algo nuevo que me cambia. No sé como explicarlo. Nunca había sentido algo tan electrizante. Besos así de perfectos. Sus labios, mis labios. "La fusión perfecta", quizás. Solo sé que me dejé llevar y la vida me sonrió como nunca lo había echo jamás.

Cuando me dices, 'sonríe', es imposible no hacerlo.

Imposible no sonreír si eres tú. Imposible no sentirse mejor cuando me hablas. Nunca se habían preocupado por mí de esa forma, jamás me habían echo sentir tan querida. Pero, siempre hay un pero y, tengo miedo de confundir tu cariño con algo más porque sé, que no es nada más. Una amistad, una amistad que respeto por encima de todo. Pero, ¿cómo evitar sentirme mal cuando tratas a otras del mismo modo? ¿Cómo evitar sonreír a la pantalla cada vez que me hablas? ¿Y los nervios? La distancia. Todo dice no, mi cabeza dice no, el mundo entero grita no pero, mi corazón estúpido, aún cree que algo puede cambiar. Pero yo sé, que no cambiará. 

Como tú.

Nunca cambies por nadie y, si lo haces, que sea solo por ti. No dejes que nadie te haga sentir menos importante. No dejes que nadie te haga sentir que eres menos que nadie. Sé como eres, tú mismo, sin importar lo que digan o piensen de ti. Ten en cuenta que ni siquiera Dios a logrado caerle bien a todo el mundo. Las críticas siempre estarás en todos lados. Solo tú tienes el poder de decidir lo que es importante y lo que no. Recuerda que tú eres tú y siempre serás así. Qué los disfraces y las máscaras al final, solo acaban desapareciendo. El exterior puede cambiar pero la esencia de las personas, lo que somos en realidad, es lo que perdura en tiempo, es lo único verdaderamente eterno. 

Nunca estarás sola.

Si sientes que estás decaída, si sientes que no puedes más, que todo esto te supera. Sonríe. No digas que no puedes hacerlo sin intentarlo. Qué la vida no te quite tu felicidad. Que los malos momentos no arruinen tus sueños. Que nadie apague tu luz. Sé fuerte, lucha y ante todo sé feliz. Porque hay muchas personas a las que les importas realmente, porque aunque te sientas sola la mayor parte del tiempo, siempre habrá alguien que se preocupe por ti. Siempre habrá alguien a quien le importes, alguien que te necesite, alguien que te aprecie. Nunca estarás realmente sola. Porque incluso las personas más solitarias, las personas más frías, o las personas más depresivas, si sonríen, pueden cambiar su vida. Solo sonríe y sé feliz. Porque nunca estarás sola. Siempre me tendrás aquí.

Melancolía.

Como las notas tristes de un viejo piano. Como las partituras de una vieja canción perdida entre el polvo. La melodía de una canción que nos hace viajar al pasado, que nos trae recuerdos. Melancolía. Cada nota, cada sonido, un recuerdo vagamente perdido. Es aquella vieja canción que aún suena en mis recuerdos cuando pienso en ti. Ese sentimiento de añoranza que oprime mi corazón con cada nota. Y la canción se quebró. Las teclas dejaron de sonar porque el peso del universo las hizo romper, se fueron, todo se apagó. La melancolía lo inundó.

Un infinito se quedaría corto.

Y cuando parece que ya nada tiene sentido, llegas y lo cambias todo. Es increíble como una persona puede llegar a convertirse en tu todo en tan poco tiempo. Como si nos conociésemos desde siempre, como si el destino se empeñase en ponernos a prueba, como si estuviésemos destinados a encontrarnos. Esa facilidad que tienes para sacarme sonrisas, para hacerme sentir especial. Esa forma que tienes de hacerme sentir bien, de alejar todos los complejos y traerme la calma. Contigo puedo ser yo misma. Me haces feliz, me haces real. Eres tú, no sé como explicarlo, pero eres tú. Tienes ese algo especial que me cautiva. Desde el mismo instante en que te conocí supe que eras tú. Porque no puede ser nadie más. Un infinito se te quedaría corto. Eres tú,  tu forma única de ser. Porque nadie se te puede comparar. Eres todo lo que un día soñé. Eres tú.

Zeidah-Cortes Profundos.

Te sientes sola, quizás, estás pensando de más. Relájate, si puedes, aléjate del estrés. Este mes puede ser el que peor estés. Quizás mañana todo vuelva a donde estaba, quizás no. Quizás tu todo se reduzca a nada. Mira, ponte bien erguida, siéntelo, nadie va a amargarte más. Hazlo por ti misma. Quiérete por encima de nadie. Recupérate. No te cortes más la piel, el alma se resiente. Deja que te ataquen pero aprende a defenderte. Fuerte.

Forever Never.

Lo intenté con todas mis fuerzas. Siento que te vas, que te alejas, que te estoy perdiendo. No me dejes atrás, tú me abriste las alas, me diste las fuerzas necesarias para afrontar el dolor, me hiciste olvidar, me devolviste a la vida real. No me dejes atrás, no me abandones. Te necesito. Siento que nada es suficiente, haga lo que haga te irás de mi lado. Y ahora mi corazón se queda vacío, parado. Es como si nada tuviese sentido. Es pesado respirar cunado no estás a mi lado. No me dejes, no te vayas, te necesito. Te quiero a mi lado.

-Tormentas de hielo.

La tormenta es fría. Camina bajo la lluvia con la mirada perdida. Lágrimas claras, lágrimas vacías. El dolor hoy es su guía. Está cansada, agotada. Mira hacia el cielo pero no ve nada. Todo es gris, la luz se apaga. En medio del silencio se pregunta donde acaba. Sufrimientos infinitos, sus pies descalzos se hacen añicos. Lo intentó, ella luchó y fracasó. Se ahogó en su llanto y se perdió. Oscuridad, soledad. Un baño de lágrimas es lo que le queda para evadirse de la realidad. Ella llora, sin cesar. Quiere acabar con todo y no despertar. Está cansada, de chillar. Hace oídos sordos a la verdad. Ella sonríe, es buena actriz. Son muchos años de experiencia fingiendo ser feliz. Una idea, en su cabeza, una decisión que acaba con su fortaleza. Ella sonría, grita eufórica. Con cada paso que da, se acerca más a la libertad. Mira hacia abajo, luego hacia atrás. Se despide de ese mundo para así poder volar.

-Castillos de papel.

Si crees que algo cambiará solo por desearlo estás muy equivocado. Si no luchas, no ganas. Si no arriesgas, no ganas. Si no lo intentas, no ganas. No lograrás nada con sentarte a esperar. Solo se fuerte, mira hacia delante, preocúpate por ti e inténtalo. Inténtalo con todas tus fuerzas, hasta quedarte sin aliento. Porque en este mundo egoísta la bondad no te llevará a ningún lado. La sociedad siempre te presionará, solo debes saber cuando escuchar. No te rindas, sueña e inténtalo. Nada es fácil, pero si lo intentas, valdrá la pena. Un fracaso en una gran lección. Y cada lección nos hace más sabios, más fuertes.

-Marionetas de cartón.

Somos piezas de un rompecabezas incompleto. Aferrándonos a las esperanzas, dejándonos manipular por el sistema. Soñamos con grandezas, cuando ni siquiera tenemos confianza. Creemos que las cosas cambiarán por si mismas, pero nada cambia si tú no lo haces. Porque, somos marionetas, controlados por los demás. De una forma u otra, lo somos. Nos afectan las palabras, las miradas, los gestos. A pesar de que lo evitamos, nos dejamos manipular. Sin darnos cuenta, nos cambian. Porque aunque no lo quieras, la sociedad nos afecta. Para bien o para mal. Eso ya depende de la suerte que te haya tocado o de donde venga el huracán.

Sólo mantente fuerte.

A pesar de todo, hay que seguir en pie. Porque el pasado ya quedó atrás, el futuro aún no llega y el presente se va. Hay que vivir el momento, mantenerse fuerte, y luchar por lo que de verdad quieres. Alguien, me dijo alguna vez que: quien no arriesga, no gana; que quien dice y no hace nada, no alcanza; y quien no se esfuerza, pierde. Porque la vida está echa para luchar, para ser fuertes, para no rendirse. Porque nadie dijo que fuese fácil, solo dijeron que valdría la pena vivirla. Y, solo valdrá la pena, si te esfuerzas en ello. Por eso, sonríe aunque quieras llorar. Esto es así, mantente fuerte y nunca pierdas las esperanzas. Levanta la cabeza y sonría. Solo sé feliz.

Mierda, y es que yo no elegí quererte.

Y otra vez soñé contigo, y me desperté inundada en lágrimas. Porque pensé que te estaba olvidando, y me di cuenta, de que te amo más que nunca. Y lloro al entender que nunca te tuve y nunca te tendré, que son solo sueños, falsas esperanzas, ilusiones sin realidad. Algo que jamás podrá hacerse realidad. Ahora quizás lo puedas entender, ahora tal vez puedas comprenderlo cunado me veas llorar. Quizás no sepas jamás, no, quizás nunca lo sepas. Quizás nunca llegues a sentir lo que es amar a alguien así, la impotencia de saber que no eres lo suficiente para alguien. Quizás entonces, logres comprenderlo. Esta no es la raíz de mis problemas pero, es lo que más les afecta. Que este sentimiento me está matando lentamente. No tengo ganas de nada, ni de salir, ni de vivir. Me paso la vida encerrada, soñando con no sentir lo que no puedo evitar sentir.

Por esa gente indispensable.

Gracias a todas esas personas que están ahí, a esas personas que me ayudan, que me apoyan, gracias a ellas, aún estoy aquí. Qué sé que es difícil pero gracias. No soy perfecta, tengo demasiados defectos, pero aún así estáis ahí. Que seguiré luchando, que intentaré ser fuerte, mirar hacia delante y sonreír. Gracias a todas esas personas que siguen ahí, en especial a esas chicas a las que se lo debo todo, a esas princesas que siempre están y estuvieron ahí. Sin el apoyo de algunas personas, no estaría donde estoy, ni siquiera sé, si seguiría aquí. Lo conseguiré...

Maldita suerte.

Los días sin ti, son solo días. Es como un puñal que me mata, que se clava muy dentro de mí. Lo daría todo por tenerte aquí, aunque solo sea un instante, lo daría todo y más. ¿Por qué tuve que fijarme en ti? ¿Por qué tuvo que pasarme a mí? ¿Por qué si te amo no te puedo tener? Dime que hacer, calma este dolor. Nunca te tuve y nunca te tendré, duele, pero es cierto. Y no te puedo olvidar, no lo puedo evitar. Siento algo que no quiero sentir, lo siento sin querer y no sé. Es algo que no puedo evitar, no te puedo dejar de amar. Lo siento, de verdad. Soy culpable de mis sentimientos. Actúo sin pensar pero, jamás te podré olvidar.

Debía ser amor, pero es más soledad.

Yo no sabía que era tan triste estar sin ti. Ya no tengo ganas de nada, ni siquiera de salir. Más bien, más bien quiero llorar. Todo está vacío, por este sueño perdido y no sé, no sé que debo hacer. Me paso las horas, mirando tus fotos, son falsas esperanzas pero ni el tiempo las cambia. Es como un hueco, un espacio vacío dentro de mí. Como si me faltase algo, algo que solo se llena al estar cerca de ti. Sé que esto no lo cambiará. No cambiará nada, pero, no sé, es tan difícil decir "Te quiero". No, no puedo. Tus sentimientos no cambiarán, lo sé. Tampoco los míos lo harán. Estaba escrito. Era el destino. Te amaré eternamente. Sufriré eternamente. Este amor acabará matándome. Lo sé. Pero no puedo evitarlo. No tengo palabras para poder decir "Te quiero".

I'm lost without you.

Estoy perdida. Cuando estás cerca no puedo respirar. Y cuando estás lejos es como una espada que me atraviesa. Es un amor sin correspondencia pero, no voy a mentirte, podría estar esperando por siempre, podría esperarte por siempre, podría amarte por siempre. Cuando no estás, mi corazón no para de sangrar pero, podría esperar por siempre, esperar aún sin esperanzas. No voy a mentir, cuando te vas mi mundo se torna gris pero, aún así, esperaré.

Qué estoy cansada de quererte.

Amarte no ha sido fácil. Han sido muchos años de amor no correspondido. De agudos dolores en el pecho, de lágrimas silenciosas cada noche. Han sido días de dolor, días felices, días en los que te extrañaba, días en los que me gustaría haber estado a tu lado. Simplemente para verte sonreír. Y es que no sé como vivir, así, sin ti. Siento un vacío tan grande que sería capaz de envolver un agujero negro en cuestión de segundos. Qué lo que siento por ti es de verdad, y duele. Duele tanto que a veces no puedo soportarlo. Intenté olvidarte, solo para darme cuenta de que al hacerlo me estaba condenando. Me di cuenta de que te amaría para siempre. Han sido noches en vela, noches en las que incluso en sueños susurraba tu nombre. Que mi amor es inocente. Que solo por un beso, por un beso tuyo, regalaría el resto de mis días. Que, a pesar del tiempo, te quiero. Y este amor, está acabando conmigo. Desear que esto no sea así no soluciona nada. A veces, querer no es poder.

"Baby, I love you, I'm waiting for you".

Porque soy una estúpida, no quiero a nadie salvo a ti. A ti que esperas por alguien más y no sabes lo que siento por ti. Tal vez no existo en tus días, ni tengas un recuerdo de mí. Solamente a ti te puedo querer... Y mis lágrimas, vuelven a caer. Si yo te puedo ver, una dicha inunda mi ser. Yo sé que aún no sabes de este amor y, no sé si así pueda seguir. En los días en los que te quise aquí, en los días en que solo sufrí, un "te amo" jugaba en mis labios. Una vez más estoy llorando por ti. Sí, una vez más te estoy extrañando. "Baby, I love you, I'm waiting for you". No formaré parte de tus días, no seré recordada por ti. Yo que solo te quiero a ti. Voy creando recuerdos sin tu amor. Y es que amarte es tener, una bella herida en mi ser. Aunque amo verte sonreír, no soy capaz de reír. En los días que pensé solo en ti, en los días en que te vi reír, un "te extraño" jugaba en mis labios. Una vez más, estoy llorando por ti. Sí, una vez más estoy llorando por ti.